Aceite
Este convenio afecta a los alrededor de 3.500 empleados de más de 350 almazaras de Jaén, así como a los trabajadores de las orujeras y de las empresas de cogeneración

UGT y CCOO no descartan una huelga en el sector del aceite de Jaén ante la falta de acuerdo para un nuevo convenio

miércoles, 30 de diciembre de 2020

Botellas Aceite de Oliva (Foto Junta de Andalucía)


Los sindicatos UGT y CCOO no descartan convocar una huelga en plena campaña de la aceituna por las discrepancias en la firma del convenio del aceite en la provincia de Jaén tras la falta de acuerdo en la reunión de este martes con la patronal.

Este convenio, que tendría que haberse firmado hace más de un año, afecta a los alrededor de 3.500 empleados de más de 350 almazaras de Jaén, así como a los trabajadores de las orujeras y de las empresas de cogeneración, en total unos 4.000 trabajadores.

Las movilizaciones comenzaron el lunes, pero estaban pendientes del desarrollo de la reunión con la patronal, que ha acabado sin que se hayan acercado las posturas, de ahí que los sindicatos hayan decidido continuar con las movilizaciones y paros parciales.

En un comunicado conjunto, UGT FICA y CCOO aseguran que han intentado un acercamiento rebajando la subida salarial de un 3 % a un 2,5 %, mientras desde la patronal la propuesta de subida salarial ha sido del 0,7 % anual para un convenio de cinco años, frente a la subida del 0,6 % inicial.

Los sindicatos se reunirán el próximo 5 de enero para decidir los próximos pasosr, sin descartar la huelga, mientras que la próxima reunión de la mesa de negociación será el 8 de enero.

Las movilizaciones comenzaron con concentraciones a las puertas de la sedes de Cooperativas Agroalimentarias de Jaén e Infaoliva.

Las polémicas han sido continuas en años anteriores en la revisión de tablas salariales y firmas de convenio en el sector del aceite de la provincia, especialmente en 2012 cuando la patronal se negó a firmarlas alegando la subida de los costes y la bajada de la cosecha.

El anterior convenio se firmó el 3 de diciembre de 2015, tras casi un año de negociaciones, y en él se garantizaba una subida del IPC más un 2 % para el primer año, 0,5 % para el segundo y tercer año, 0,75 % y 1,25 % el quinto año de vigencia.

Para los sindicatos el problema radica en que en la mesa de negociación se sientan desde hace unos años representantes de una patronal que pertenece a empresas de fuera de la provincia que "pretenden reventar el convenio", intentando bajar los costes laborales no para que ese dinero lo reciban las cooperativas de Jaén, sino las cuentas de resultados de esas grandes empresas. 

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD