Ganadería y Pesca

La nueva fábrica de piensos de Alimer, con 10,5 millones de inversión, tendrá doce plantas y un foso

jueves, 11 de febrero de 2021

Fu00e1brica de piensos original Alimer (Foto Ayuntamiento de Lorca)



La nueva fábrica de piensos de la cooperativa de primer grado Alimentos del Mediterráneo (Alimer), que supondrá una inversión de 10,5 millones de euros, tendrá doce plantas y un foso, lo que generará una edificación de 42 metros de altura en la que se ubicarán, además de la maquinaria necesaria para la molturación y ensacado, las tolvas y depósitos de las distintas materias primas y productos finales.


Las nuevas instalaciones, que se ubicarán en el polígo industrial de Saprelorca, se levantarán sobre dos parcelas con una superficie total de 11.314 m2, en las que se construirán, además de la fábrica de piensos, un edificio anexo, de dos alturas, donde se ubicará la recepción de visitas, varias salas, oficinas administrativas, despachos y unos aseos.


El área de Urbanismo del Ayuntamiento de Lorca ha concedido la licencia de obras al proyecto de construcción, que contará con una superficie construida en la fábrica será de 8.931,46 m2, mientras que la del edificio anexo alcanzará los 398,30 m2.


El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Lorca, José Luis Ruiz Guillén, explicó que la construcción de esta nueva fábrica de piensos "supondrá la adquisición y aplicación de las últimas tecnologías en el proceso y la gestión, controlando de forma completa la producción tanto desde el punto de vista técnico como económico”.


Ruiz Guillén destacó que “se trata de una importante obra generadora de muchos puestos de trabajo en su construcción y, posteriormente, en su funcionamiento, que reforzará el liderazgo del municipio de Lorca en la actividad agrícola y ganadera del Valle del Guadalentín y de la Región de Murcia”.


La fábrica de piensos incluirá también un almacén de acopio de productos finales; una zona técnica que albergará un cuarto donde se ubicarán, entre otros, los cuadros de automatización, el taller, la sala de calderas y el cuarto de fluidos; y otra zona destinada a los requerimientos higiénico-sanitarios que contienen los aseos y vestuarios, una sala de descanso para el personal de la fábrica, un despacho, un almacén de muestras y un espacio previsto para el descanso de los transportistas.


Alimer posee actualmente una fábrica de piensos para consumo propio basado en una dieta cerealista, pero "dado su crecimiento en estos últimos años, la cooperativa tiene la necesidad de aumentar su producción de piensos para seguir controlando y completando el cuidado de la cabaña ganadera de los socios cooperativistas", concluyeron fuentes municipales.

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD