Salud

El consumo de pan cayó un 2 % en 2018 y el sector contará con nueva normativa

jueves, 4 de abril de 2019

Manos amasando pan (Foto webAsemac)

Manos amasando pan (Foto Asemac)

El consumo de pan en los hogares españoles registró en 2018 una nueva caída, del 2 % en volumen y del 2,2 % en valor respecto a 2017, una tendencia a la baja a la que el sector espera hacer frente con la norma de calidad sobre este producto que prepara el Gobierno.


Así lo ha explicado el director general de Industria Alimentaria, José Miguel Herrero, durante la presentación del informe anual de la Asociación de Española de la Industria de la Panadería, Bollería y Pastelería (Asemac), cuya facturación subió pese al descenso del consumo.


Según los datos del Panel de Consumo adelantados por Herrero, cada español compró una media de 31,77 kilos de pan (-2,4 %) en 2018 y gastó 76,13 euros (-2,5 %), una cantidad equivalente al 5,09 % del presupuesto per cápita para llenar la cesta de alimentos y bebidas el pasado año.


Pese a la caída del consumo, las 35 empresas fabricantes de masas congeladas agrupadas en Asemac facturaron 1.357 millones de euros durante el último ejercicio, un 2,4 % más que un año antes.


De ese valor, 855,7 millones correspondieron a masas congeladas de pan (+1,1 %) y los restantes 501,6 millones de euros (+4,8 %) procedieron de la venta de masas para la elaboración de productos de bollería y pastelería.


En volumen, la producción ascendió a 969.519 toneladas (+0,9 %), de las cuáles 791.136 se destinaron a la elaboración de pan (+0,5 %) y las restantes 178.383 a pastelería y bollería (+2,9 %).


El presidente de Asemac, Felipe Ruano, se ha mostrado "satisfecho" por el aumento de ingresos registrado, aún así el incremento "más pequeño de los últimos 15 años".


Ruano ha destacado la constante evolución positiva del sector de la industria de la masa congelada tanto en volumen como en valor, gracias a que sigue ganando cuota frente a las panaderías tradicionales.


Concretamente, sus cifras apuntan a que entre 2012 y 2018 su producción ha subido un 27 % y su facturación ha mejorado un 31 %.


El presidente de la patronal ha destacado la adhesión de la entidad al plan lanzado por el Ministerio de Sanidad para mejorar la composición de los alimentos, y que recoge un compromiso por parte del sector de reducir en un 5 % los azúcares y grasas saturadas en bollería.


Sobre la nueva norma de calidad que prepara el Ejecutivo, Ruano ha señalado que será "muy buena" tanto para el consumidor como para la propia industria, y se ha mostrado confiando en que esté ya aprobada para el próximo mes de mayo.


El director general de Industria Alimentaria, por su parte, ha revelado que esta nueva normativa recoge "cambios muy importantes", aunque no ha precisado en qué fecha será aprobada debido a que el país está inmerso en período electoral.


El responsable del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación sí ha incidido en que el documento es distinto al borrador de real decreto sometido a información pública en octubre de 2017, con Isabel García Tejerina (PP) como titular del Departamento.


Gracias a la nueva normativa "el consumidor va a tener más información sobre la composición" del pan, según Herrero, ya que el real decreto definirá y diferenciará cuáles son los procesos de fabricación para los diferentes tipos de variedades.


En su opinión, la norma va a "sentar un precedente para otros sectores" y reflejará "la realidad actual del sector", marcado por la aparición de nuevas variedades, como los panes integrales, que ya representan el 5,7 % del mercado. 

NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

EVENTOS DE AGENDA

Abril 2019
LunMarMieJueVieSabDom
1
2
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
 

PUBLICIDAD

NOTICIAS DESTACADAS