EN NOMBRE PROPIO

Romero (Burrolandia): “Es un mito que el burro sea tonto; de hecho, son tremendamente más inteligentes que el caballo”

viernes, 17 de enero de 2020

Dilfenio Romero, fundador de Burrolandia



El burro es patrimonio de la humanidad, parte integral del medio ambiente y de la cultura. De orejas largas, diversas tonalidades y espesura de pelo, estos animales son muy dóciles y con gran capacidad de aguante rudos y delicados, toscos y tiernos, inteligentes y agradecidos. Para conocer más de cerca a estos entrañables animales, en nuestra entrevista ‘En nombre propio’ contamos con el testimonio de Dilfenio Romero, fundador de Burrolandia, que cuenta con más de 50 ejemplares (leoneses, zamoranos, extremeños, africanos…) rescatados con ayuda de sus colaboradores y cuya labor lleva ejerciendo desde hace más de 20 años.


¿Cómo y cuándo nació esta iniciativa?


La iniciativa fue mía dada mi pasión por los burros desde muy pequeño. Mis padres son de Toledo y en casa teníamos muchos de estos animales. Cuando me fui haciendo mayor empecé a trabajar, pero yo seguía acordándome muchísimo de los burros, así que una vez tuve a mis hijos criados decidí dedicarme a este proyecto. Los comienzos fueron modestos, con un par de burritos y sin apenas infraestructuras, recuperando maderas del campo para alojar a los animales en cuadras, y al final hemos conseguido que esta iniciativa se haya convertido en algo grande. En total llevamos 22 años.


Los animales de esta protectora ¿de dónde proceden? ¿cuántos tenéis en total?


Los animales son abandonados o de personas que no pueden atenderlos por diversas circunstancias. Algunas de estos propietarios optan por llevarlos a los mataderos y otros optan por llamarnos a nosotros para darles una vida digna. Por ejemplo, hace poco me llamó un señor que tiene seis caballos, a los que no podía darles de comer, para que nos hiciéramos cargo de ellos. Lamentablemente ahora mismo es imposible que podamos tener a más animales, ya que tenemos más de cien en nuestras instalaciones como burros, caballos, mulas e incluso un ciervo.


Burrolandia


¿Qué tipo de cuidado requieren estos animales?


Lo esencial es, una vez al año, vacunarlos y desparasitarlos. Cuando son mayores ponerle inyecciones para darles fuerza. Es un animal muy sufrido y aguanta el paso del tiempo. Lo mismo le da que llueva o haga frio, es un animal que aguanta lo que le eches. En cambio, el caballo es un animal mucho más delicado que no puede comer cualquier cosa, en cambio al burro todo le vale.


Importante pasado como animal de carga y tracción, los burros han formado parte de la vida cotidiana en las zonas rurales, sobre todo en las labores agrícolas. ¿Cómo han influido la mecanización de la agricultura y la modernización de los medios de transporte en su existencia?


El burro ha sido completamente desplazado por la mecánica agrícola y del transporte. Antiguamente era un animal que estaba absolutamente dispuesto a trabajar en la huerta. Mis padres, que eran arrieros, llevaban 70 u 80 burros y veían como estos se empleaban para trazar las carreteras y volcaban sus mercancías en canteras. Ahora esto es impensable debido a la existencia de los camiones o cualquier maquinaria similar.


A nivel económico, ¿qué suponía el burro en la economía tradicional?


El burro dentro del entorno de una familia rural era la base de su economía y hacía el papel de coche o camión para, por ejemplo, traer agua de los manantiales. Este animal era todo y cuando un burro se moría era un disgusto muy grande, primero por el cariño y segundo porque desaparecía el sustento familiar.


¿Hasta qué punto se encuentran los burros en peligro de extinción? ¿Cuántas especies autóctonas tenemos en España?


Como es sabido, tanto el burro como el mulo son especies extinguidas en la Europa desarrollada tras siglos de servicio al hombre, debido a su sustitución por maquinaria moderna, siendo España uno de sus últimos reductos, contando con variedades y razas únicas que han formado parte de la historia de la sociedad desde tiempos inmemorables. No obstante, gracias al empleo de la burroterapia conseguiremos que este animal no se extinga. En la actualidad, la gente prefiere en sus hogares un caballo para poder montar antes que un burrito, por eso intento concienciar a la gente para que siga manteniendo estos animales y, en especial, a aquellas personas con fincas pequeñas donde los burritos pueden comer hierba. España tiene cuatro razas autóctonas, aunque también tenemos un ejemplo claro de mezcla con el burro zamorano y que es igual que el burrito portugués. Hay que recordar que, en el pasado, la zona donde más se trabajaba con este animal es la zona de Castilla con el empleo de norias para sacar agua.


Burrolandia, además de suponer un santuario para estos animales, es un lugar donde los más pequeños puedan disfrutar de su hábitat. ¿Qué actividades o eventos lleváis a cabo en la protectora?


Llevamos a cabo actividades como el programa educativo de Amiburro para centros escolares y otros grupos, destinado a grupos de niños a partir de los 2-3 años. La iniciativa tiene lugar de lunes a sábados y se adaptan las actividades según edades de los participantes. Además, los domingos se puede visitar el centro de manera gratuita y conocer que es un burro, que come, porqué se está extinguiendo, como esta asociación lo evita, etc.


Burrito burrolandia



¿Es posible apadrinar a uno de vuestros burros? ¿cuál sería el proceso?


La forma de colaborar puede ser aportando una cantidad económica mensual, que cada uno decide, aunque también se puede contribuir con cualquier cosa que a uno se le ocurra. Para apadrinar es necesario que envíen sus datos personales y el nombre del burrito elegido a la dirección de correo amiburro@amiburro.es para que podamos enviarle el certificado personalizado con la historia del burro elegido. Otra opción es rellenar el formulario al final de nuestra web. Nosotros pensamos que cualquier ayuda siempre es buena.


¿Cree que ahora la gente está más concienciada en darle un buen trato a estos animales que en el pasado?


Sin lugar a dudas las personas hoy en día están más concienciadas que en el pasado y mejor vistos. Nosotros en la protectora damos unas charlas para dar a conocer este animal y siempre recomendamos a todo el mundo que tenga un animal que lo disfrute.


¿Por qué los seres humanos usamos burro como sinónimo de tonto?


Es un mito que el burro sea tonto, de hecho, son tremendamente más inteligentes que el caballo. En la época de los romanos cuando la mujer le era infiel al marido la montaban en burro mirando hacia atrás y gritando que era tonta. Además, por ejemplo, para que se vea su inteligencia si tu vas con un burrito por el campo y te encuentras con una zanja yo te aseguro que el animal se detiene y se queda clavado, son animales muy tozudos especialmente cuando ven un peligro. El burro es un animal tremendamente inteligente. Son animales muy apacibles y que se prestan a todo lo que uno quiera que hagan, yo creo que un día le pides que vaya a comprar pan y te lo trae.


Por último, cuéntenos alguna historia que le haya marcado durante estos años al frente de esta protectora


Tengo muchas anécdotas para poder contar, pero recuerdo con cariño la historia de un médico rural leonés viajaba de pueblo en pueblo, visitaba a enfermos montado en su burra Margarita. Este hombre se levantaba a las seis de la mañana y si algún día se retrasaba era la burrita quien lo despertaba rebuznando. Cuando nacían niños y lo celebraban, los vecinos del pueblo invitaban al médico a aguardiente, le subían a la burra y decían: ‘Margarita, pa’ casa’. La burra, muy obediente, le llevaba a casa, a veinte kilómetros o incluso más lejos, por el monte.


EN NOMBRE PROPIO


Un libro o una película.... Platero y yo

Un color... Verde

Un animal... Burro

Una afición... Cualquiera donde pueda estar rodeado de animales

Un deseo... La felicidad de mis hijas y de todas las personas

Un día de la semana.... Martes

Una estación del año... Julio

Una comida.... Paella

Un destino.... Madrid

Un refrán... “Al burro que no conozcas no le tientes las orejas”

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD