EN NOMBRE PROPIO

Fernández (Coexphal): "La sandía se está convirtiendo en la punta de lanza de la exportación hortofrutícola española"

viernes, 19 de junio de 2020


LUISMIGUEL FERNANDEZ


Junio es uno de lo meses de mayor exportación de frutas en el panorama hortofrutícola español, abarcando una amplia gama de productos y destacando especialmente la sandía. Andalucía es la primera comunidad autónoma exportadora de esta fruta, seguida de la Comunidad Valenciana y la Región de Murcia, En Agrodiario hemos querido entrevistar a Luis Miguel Fernández, gerente de Coexphal, para que nos hable de la campaña actual, cómo se ha visto afectada por el Covid-19 o las últimas técnicas en el sector en nuestra sección 'En nombre propio'...


La campaña de sandía se encuentra en pleno auge, aunque ya inició su andadura el pasado mes de abril con la recolección y comercialización de aquella cultivada en bajo invernadero. ¿Cuáles están siendo los ejes centrales de Coexphal durante esta campaña?


Esta campaña de primavera comenzó en plena pandemia y con la sociedad confinada. Todas las previsiones que teníamos eran muy negativas debido a la conjunción de varias razones:


Cierre del canal de hotel, restauración y catering.


Condiciones meteorológicas con bajas temperaturas en toda Europa justo al inicio de la comercialización de los productos de primavera, como la sandía. La demanda estaba paralizada para estas frutas más propias y apetecidas en tiempo más templado.


Mercado inundado por sandía de países de fuera de Europa, aunque con poca calidad que propiciaba precios muy bajos. 


Ante todos estos hechos, desde Coexphal nos propusimos impulsar una campaña de promoción para amortiguar los efectos de esta crisis e incentivar el consumo de estos productos como el melón y la sandía.


¿Cómo está siendo el balance? ¿Y la calidad este año?


Ahora mismo nos encontramos en el ecuador de la campaña y es pronto para hacer balance, pero sí es cierto que a pesar de nuestros malos augurios vemos que el consumidor está respondiendo, pero aun así la ausencia del canal Horeca va a hacer mella en el resultado final.


En cuanto a la calidad no está habiendo ningún problema, el productor almeriense cultiva con la máxima calidad y seguridad para obtener un producto delicioso y en su punto óptimo de maduración.


La calidad, las garantías sanitarias y las certificaciones de seguridad alimentaria han propiciado que la primera sandía producida en Europa, la cultivada en el sureste español, haya desplazado a toda la sandÍa extracomunitaria y haya alcanzado unos precios acorde con sus bondades.


¿Cómo ha aumentado la superficie de cultivo de sandía en los últimos años?


La sandía es un producto en auge, la progresión ha sido muy fuerte, incluso superando el 10% anual. Hemos sufrido un crecimiento acelerado que es lógico que empiece a ralentizarse. Así, esta campaña esperamos un aumento mucho más moderado de la superficie y comercialización. En contraposición, el melón muestra un comportamiento muy irregular y empieza a mostrar síntomas preocupantes. 


Durante los meses de marzo, abril y mayo las lluvias han estado presente en toda España, ¿cómo ha influido la climatología en la producción de sandía?


Las bajas temperaturas han frenado el crecimiento de las plantas, por lo que la producción se ha retrasado unas dos semanas. El mal tiempo también influye en la actividad de los polinizadores, es decir de las abejas y los abejorros. Debido al mal cuaje, la producción se ha quedado baja en algunas parcelas más que en otras. Por otra parte, las bajas temperaturas también han frenado plagas en los cultivos, por lo que no ha sido un año complicado desde el punto de vista fitosanitario.


Hortiespaña y Coexphal pusieron hace unos meses en marcha una campaña conjunta para poner en valor la sandía del sur de España. ¿Qué balance puede hacer de esta iniciativa?


Bajo el lema ‘La primera sandía europea, el dulce sabor de Andalucía’ se ha desarrollado esta acción promocional que ha sido un gran éxito y que buscaba reforzar el consumo de la sandía española en un momento muy complicado como he mencionado antes, en el que además todavía coincidía con la sandía senegalesa.


La campaña, visualizada a través del personaje de Sandi, se ha difundido principalmente a través de las redes sociales y ha contado con la colaboración de medio centenar de influencers y personajes públicos que han mostrado en sus redes la llegada de las primeras sandías europeas.


El éxito de la campaña viene corroborado por los números que ofrece la audiencia. Desde que se puso en marcha y a día de hoy ha llegado a cerca de 200.000 usuarios, con posicionamientos destacables como el club de fans de David Bisbal, con 11.500 seguidores que se hicieron eco de la foto del artista con las sandías recibidas de la campaña, o la foto de Carlos Herrera con las sandías que recibió casi 20.000 “me gusta” y más de 500 comentarios.


Igualmente, David Bisbal compartió un simpático video en Instagram cargado con las dos sandías recibidas y aunque no podemos calcular el alcance, su cuenta tiene 3,8 millones de seguidores.


En esta campaña cabe destacar la generosidad de empresas como Murgiverde, Vicasol y especialmente, Indasol que contribuyeron a la misma aportando las sandías enviadas a los personajes públicos, así como a la Diputación de Almería y su promoción Sabores de Almería, cuyo presidente Javier Aureliano García, firmó junto al presidente de Hortiespaña, Francisco Góngora, muchos de estos envíos.


¿Existe un traslado del consumo del melón a la sandía en las últimas campañas?


No me atrevería a decir que existe un cambio de hábitos del consumidor. Lo que sí resulta claro es que en el caso concreto de Almería sí existe una tendencia opuesta entre los dos cultivos. Mientras la superficie de sandía ha crecido un 90% en 10 años, el cultivo de melón ha caído un 35%. El calendario de Almería se encuentra entre el melón de ultramar y el cultivado en Murcia. La calidad de melón que se cultiva en Almería y Granada debe situarlo en una situación privilegiada en todos los mercados y hace falta de comunicación y promoción para ayudar a conseguirlo.


Sandía (Foto Coexphal AenVerde)



¿Qué importancia económica tiene el sector de la sandía en España? ¿Qué valor tiene la sandía para la horticultura de Almería, primera provincia española exportadora?


La sandía se está convirtiendo en la punta de lanza de la exportación hortofrutícola española. El año pasado se vendió al exterior por valor de 410 millones de euros. De esa cantidad Almería suponía más del 50%. El mercado nacional consume un 25% de la producción. Está claro que se está convirtiendo en un producto estacional, pero básico, para completar el portafolio de las comercializadoras locales. Éstas han sabido organizar su comercialización y aumentar de forma espectacular su calidad y sabor, algo que ha sido valorado por el consumidor.    


En cuanto a precios, ¿se puede hacer algo más para lograr equilibrar mejor la cadena?


Nosotros apostamos por la colaboración. En la cadena de suministro todos los miembros son necesarios y está claro que cuando ésta funciona bien todos ganan, incluido el consumidor final.  La comunicación y la transparencia son elementos fundamentales en los que tenemos que ahondar para tratar de optimizar todos los procesos, siempre pensando en la sostenibilidad del conjunto. La toma de decisiones unilaterales por algunos miembros puede suponer un beneficio coyuntural, pero a largo plazo siempre son perjudiciales. Por lo tanto, debemos trabajar para y con nuestros clientes para conseguir ofrecer el producto más satisfactorio para el consumidor final. 


¿En qué aspectos está evolucionando la innovación en la sandía?


La sandía ha sido un producto que se ha ido adaptando a las necesidades de los consumidores. En un primer momento la consigna fue producir variedades sin pepitas, en las que primara su dulzura, textura crujiente y tersa. Un reto que en la actualidad ya está totalmente consolidado en el mercado y además muy apreciado por el cliente, llegando a atraer a un consumidor muy importante para el sector hortofrutícola como son los niños.  


En los últimos años estamos asistiendo a la llegada de variedades de menor calibre que responde a nuevos modelos y hábitos de consumo a nivel europeo con familias más pequeñas o monoparentales. Las sandías minis han llegado para quedarse y en cada campaña van surgiendo nuevos productos en este segmento.


Es indudable que las campañas de promoción y las marcas colectivas asociadas a una variedad determinada han conseguido situar a un producto de muchísima calidad donde se merece.


Otro aspecto importante que destacar en esta fruta de verano es el crecimiento que está experimentando la sandía ecológica tanto para calibres tradicionales como minis, también como respuesta a las preferencias del mercado.


La sandía ha sido uno de los productos que se ha visto perjudicado por las consecuencias de la situación generada por la Covid-19, ya que es una fruta que se destina principalmente a la exportación. ¿Cómo han gestionado las empresas del sector esta crisis sanitaria?


Como he explicado anteriormente, el inicio era muy pesimista en todos los sentidos y gracias a nuestra campaña de promoción se ha logrado amortiguar la ausencia de la demanda en restauración. Las empresas en todo momento han estado ponderando todas estas variables para ofrecer una mejor salida comercial a este producto.


Y por supuesto, no cabe duda que las diferentes campañas de promoción que se han realizado, tan necesarias actualmente, han tenido el resultado esperado consiguiendo poner en valor la sandía producida en los meses de crisis sanitaria.


A nivel económico, ¿hasta qué punto ha repercutido el cierre de fronteras a nivel internacional?


Las fronteras han permanecido abiertas durante todo este tiempo para el transporte de mercancías y alimentos de primera necesidad como las frutas y hortalizas. Nuestros agricultores se han encargado de alimentar a la población española y europea, como lo venían haciendo antes del Covid-19. Como aspecto negativo, podemos encontrar el encarecimiento del transporte que se ha tenido que trasladar al precio final, pero con el mínimo impacto comercial.


¿Cómo ha influido el cierre del canal Horeca durante los primeros meses del estado de alarma?


Este canal tradicionalmente ha sido muy importante porque supone un nicho de mercado más en el que comercializar nuestros productos. La carencia de esta demanda sin duda se va a dejar sentir en el balance final de esta atípica campaña.


¿Cómo ha afectado a esta campaña la crisis del Covid-19 la mano de obra para su recolección?


En la horticultura no hemos tenido ningún problema. Esto corrobora lo que llevamos años señalando: la mano de obra en nuestro sector está instalada en el área y tiene un fuerte compromiso con ella. Al contrario de lo que muchos quieren hacernos ver, el trabajador hortícola ha prosperado en paralelo al sector y se ha afincado en la zona en la que trabaja. Todas estas circunstancias hacen que tengamos una mano de obra estable y muy especializada, que aporta valor añadido al producto final.


¿Estarían satisfechos con una campaña similar a la del año pasado?


En conjunto la campaña pasada acabó con unos resultados aceptables, aunque con un mal sabor de boca debido a los malos resultados de la primavera (melón y sandía). Nosotros nos conformaríamos con que todos y cada uno de los productos que cultivan nuestros agricultores y comercializan nuestras empresas ofrecieran unos resultados óptimos que permitieran que el modelo de horticultura protegida siga siendo rentable, y que parte de esa rentabilidad permita una reinyección económica para la incorporación de innovación y nuevas tecnologías.


Por último, ¿podemos decir que esta ha sido la campaña más extraña de la historia?


Nunca antes se había vivido a nivel mundial una situación de paralización total de la sociedad y la economía tal y como la conocíamos. Esto ha sido extraño y complicado para todos, y también para nuestro sector a pesar de que nuestra actividad ha continuado desarrollándose con casi total normalidad. El sector agroalimentario en general y el hortofrutícola en especial, se ha comportado con ejemplaridad durante toda la crisis. Se ha implantando todos los protocolos de seguridad sanitaria en todos nuestros procesos y se ha abastecido a todos nuestros mercados con garantías y seguridad alimentaria proporcionando salud y alimentos funcionales que tanto hace falta.


EN NOMBRE PROPIO


Libro: El que estoy leyendo ahora: “Rafa, mi historia” de John Carlin

Película: “Cadena Perpetua”

Color: Naranja

Una afición: Tenis

Un deseo: Salud siempre para toda mi familia

Un día de la semana: Sábado

Una estación del año: Verano

Una comida: Paella

Un destino: Almería, toda su provincia

Un refrán: “Vísteme despacio que tengo prisa”



PUBLICIDAD

MÁS NOTICIAS

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Publicidad