Ayudas y Financiación

Renovado el convenio con la Universidad de Valencia para el monitoreo de superficies agrarias vía satélite

domingo, 7 de junio de 2020

Parcelas cultivo vista aérea (Foto Generalitat valenciana)



El Pleno del Consell ha aprobado la renovación del convenio de colaboración entre la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica y la Universidad de Valencia-Estudi General (UV) para continuar con el proyecto de investigación para el desarrollo de una metodología orientada a la monitorización de las explotaciones agrarias en la Comunidad Valenciana.


Para la realización de los trabajos de tratamiento de imágenes para análisis del territorio, la Conselleria de Agricultura tiene previsto destinar 100.000 euros, informaron fuentes de la Generalitat valenciana.

Se trata de diseñar una metodología fiable que, partiendo de imágenes satélite disponibles de manera gratuita, permitan cumplir con las exigencias de control por monitoreo que proponen los servicios técnicos de la Comisión de la Unión Europea.

Esta medida parte del Reglamento de Ejecución (UE) 809/2014, que determina las necesidades de control sobre el terreno de las ayudas por superficies financiadas con cargo a fondos Europeos (Feaga y Feader), modificado en 2018 para introducir la "monitorización" de las superficies agrarias. Estos trabajos permiten la interpretación de geometrías, elementos y atributos de interés en el contexto de los controles de la Política Agrícola Común (PAC).

El acuerdo da continuidad al convenio suscrito en 2019 para el desarrollo de metodologías propias que mejoren la capacidad de interpretación del proyecto nacional, impulsado por el Ministerio de Agricultura para la implementación de una metodología de control, inédita hasta la fecha, en la Política Agraria Común, y la "monitorización" de las superficies agrarias en función del análisis automático de imágenes captadas por satélite.

Los trabajos llevados a cabo en 2019 han permitido logros de gran interés, pero también han proporcionado un conocimiento preciso sobre las dificultades que conlleva trabajar con parcelas de pequeñas dimensiones o de geometrías irregulares con el objeto de alcanzar unos objetivos de control con los niveles de confianza que exige la PAC y a un coste aceptable.

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD