Regadíos y Abastecimientos
Advierte que restituir el terreno a su estado natural o a secano genera "un mayor numero de escorrentías, erosión y arrastre de sedimentos y residuos"

La CRCC presenta 24 enmiendas a la Ley del Mar Menor para hacer compatible la recuperación ambiental con la actividad agraria

lunes, 22 de junio de 2020

Cultivos Arco Sur Mar Menor (Foto C.Guardia)


La Comunidad de Regantes del Campo de Cartagena (CRCC) ha presentado a los grupos de la Asamblea Regional 24 enmiendas al texto definitivo del Decreto ley 2/2019 de Protección Integral del Mar Menor, con la vista puesta en "la recuperación y protección de la laguna salada y su compatibilidad con el mantenimiento de la actividad del sector agroalimentario que se desarrolla en la zona, del cual dependen directamente más de 40.000 puestos de trabajo".


En su escrito, los regantes del Campo de Cartagena recuerdan que de la ley que finalmente se apruebe en la Cámara autonómica dependen más de 10.000 comuneros y sus familias, que actualmente ven con "preocupación e incertidumbre" su futuro. Y es que, asegura que el actual articulado de la ley "puede suponer 'de facto' la supresión de muchas de las pequeñas y familiares explotaciones agrícolas, así como la deslocalización de las grandes".


En este sentido, en sus enmiendas la CRCC explican que la Ley plantea "impedimentos y condicionantes" para el desarrollo y continuidad de la actividad, "que pueden determinar la inviabilidad económica de estas explotaciones, con el abandono de tierras y las consiguientes pérdidas de riqueza, de puestos de trabajo, y de empresas auxiliares a la agricultura, sin que ello contribuya, ni a la recuperación, ni a la protección del Mar Menor, más bien todo lo contrario". 


Para los regantes, la Ley que ahora se tramita trata de encontrar soluciones para el Mar Menor, "pero esas soluciones no podrán hallarse, si no van de la mano con uno de sus agentes activos y principal interesado en su recuperación, que son los agricultores, sus familias y en suma los habitantes de la comarca del Campo de Cartagena". 


Asimismo, recalcan que las enmiendas planteadas nacen "siempre desde la óptica y el ánimo de ser participativos, constructivos y colaboradores en la consecución del objetivo común, que es la recuperación y protección del Mar Menor".


Así, la CRCC detalla que el listado de enmiendas "es fruto de muchas horas de trabajo, reflexión, análisis y síntesis de distintos expertos y autoridades en las diferentes materias y campos --juristas, doctores ingenieros, catedráticos de universidad, biólogos, etc.-., cuyo objetivo máximo se dirige no sólo a la protección, sino también a la recuperación del Mar Menor, haciéndolo compatible con la agricultura más tecnificada, productiva y ecosostenible de toda España y que se desarrolla en la comarca del Campo de Cartagena". 


Las enmiendas se han hecho llegar a los diferentes grupos parlamentarios de la Asambles Regional, partidos políticos,  así como a los ayuntamientos ribereños del Mar Menor.


INCLUIR LA RECUPERACIÓN


Entre las enmiemdas destacan la primera, que hace referencia al título de la Ley que. a su juicio de los regantes del Campo de Cartagena, debería contar también con la palabra recuperación. Igualmente, piden que se modifique la parte en la que se habla de poner en marcha la "doble desalobración" o "salmuera cero" porque estas técnicas son "imprecisas" y ningún sistema lo permite.


También que se suprima la que estipula que el suelo se restituirá a su estado natural o a secano, ya que este genera "un mayor numero de escorrentías, erosión y arrastre de sedimentos y residuos".


Han reiterado que el preámbulo focaliza el origen del problema del Mar Menor "principalmente" en la agricultura de regadío y "minimiza" las presiones e impactos que otras actividades tienen sobre la laguna salada, entre ellas, el turismo, la industria, el urbanismo.


A su vez, han solicitado que se suprima este texto: "Tras la sequía de 1995, la puesta en marcha de plantas desalobradoras de aguas subterráneas inició el vertido de salmueras con altas concentraciones de nutrientes. Estos residuos terminaban en la red de drenaje y en el acuífero cuaternario". 


Finalmente, en sus enmiendas los regantes del Campo de Cartagena apuntan que la desalobración de aguas subterráneas aporta un "balance de nitratos nulo" sobre el Mar Menor. 

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD