Legislación

El Consell aprueba normas excepcionales para facilitar la reunión de las asambleas generales y consejos rectores de las cooperativas valencianas

lunes, 29 de junio de 2020

TractorencooperativaFotoFecoam 1



El Pleno del Consell ha aprobado un decreto ley con normas excepcionales y temporales para facilitar la reunión de las asambleas generales y consejos rectores de las cooperativas valencianas y la regularización de sus obligaciones relativas a la aprobación de cuentas de ejercicio, nombramientos de cargos sociales, contabilidad y depósito de cuentas.


Estas normas, consensuadas con la Confederació de Cooperatives de la Comunitat Valenciana Temporal, estarán en vigor hasta al primer semestre de 2021, y permitirán suplir las limitaciones de movilidad y reunión de las personas, decretadas para contener la expansión de la Covid-19, que afectan muy especialmente a la vida económica y social de las cooperativas valencianas.


Cabe destacar que bastantes cooperativas valencianas cuentan con miles de personas socias con derecho de asistencia y voto a sus asambleas, según informaron fuentes de la Generalitat valenciana.


Este derecho legalmente no puede delegarse de forma masiva y las cooperativas no están en condiciones de garantizar mediante el uso de sistemas de asistencia y votación no presenciales, por carecer - la cooperativa y las personas socias- de la infraestructura y medios necesarios para ello.


Esta circunstancia ha impedido que un gran número de cooperativas valencianas reúnan su asamblea general ordinaria en forma y tiempo para adoptar su acuerdo sobre las cuentas anuales del ejercicio anterior, no siempre coincidente con el año natural, así como para designar persona para llevar a cabo la auditoría de cuentas anuales y, en muchos casos, para proceder a la renovación estatutaria de su consejo rector u órgano de administración y representación.


Asimismo, la paralización de la actividad puede abocar a la cooperativa a incurrir contra la voluntad de las personas socias de la misma, en alguna de las causas de disolución legalmente establecidas, cuando se producen por la mera inacción y el paso del tiempo, o por bajas o pérdidas, en este caso extraordinarias derivadas de la Covid-19.


El decreto ley ofrece solución a todas estas situaciones sin derogar la normativa vigente, a través de normas excepcionales y temporales que cada cooperativa puede, o no, utilizar para regularizar su particular situación atendidas sus circunstancias

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD