Laboral

Las empresas tienen hasta marzo de 2022 para hacer la primera auditoría salarial a la que obliga la ley

lunes, 3 de agosto de 2020

Ordenador teclado Formación (Foto MAPA)



Las empresas de más de 50 trabajadores tienen hasta marzo de 2022 para hacer la primera auditoría salarial a la que les obliga la ley y cuyos detalles se incluyen en el reglamento para la igualdad retributiva entre hombres y mujeres, cuyo texto ha sido acordado por el Gobierno y los sindicatos.


El acuerdo, suscrito este jueves por las ministras de Trabajo e Igualdad, Yolanda Díaz e Irene Montero, por la vicesecretaria general de UGT, Cristina Antoñanzas, y por la secretaria de Acción Sindical de CCOO, Mari Cruz Vicente, es el primero de diálogo social del Gobierno de coalición PSOE-Unidas Podemos al que no se han sumado CEOE y Cepyme.


Las cuatro firmantes han lamentado la ausencia de las patronales en la firma, en particular la ministra de Trabajo, que ha querido destacar el esfuerzo de las negociadoras de CEOE y Cepyme "cuyas contribuciones están en el texto" y que ha señalado que las diferencias han surgido respecto a la negociación de los planes de igualdad y no en lo que tenía que ver con la igualdad retributiva.


El "Acuerdo para el desarrollo de la igualdad efectiva entre hombres y mujeres y en el trabajo" incluye también el texto del reglamento para los planes de igualdad, obligatorios asimismo para todas las empresas a partir de 50 trabajadores y que se inscribirán en el Registro de Convenios y Acuerdos Colectivos.


Díaz ha destacado que ambos reglamentos hacen efectiva la igualdad, acomodando el ordenamiento español a las instrucciones de la UE y contribuyendo a paliar la brecha de género en el mundo laboral, que en el ámbito salarial es del 27 % en trabajos de idéntico valor.


La ministra ha incidido en que durante la pandemia se ha comprobado que los trabajos más valiosos y necesarios están altamente feminizados, y muchas veces son infravalorados por el hecho de estar desempeñados fundamentalmente por mujeres.


El decreto con el reglamento para la igualdad salarial establece que el registro retributivo deberá contar con información desagregada por sexos de toda la plantilla, incluido el personal directivo y los altos cargos, desglosada y promediada por clasificación profesional y por trabajos de igual valor, e incluyendo salario base, complementos salariales y percepciones extrasalariales.


El reglamento incide en la importancia de hacer una adecuada valoración de los puestos de trabajo para superar estereotipos de género.


El texto establece que en el plazo de seis meses desde su publicación los Ministerios de Trabajo e Igualdad desarrollarán por orden ministerial herramientas modelo que podrán ser utilizadas por las empresas para el registro y para la valoración de puestos por las empresas.


El decreto con el reglamento sobre planes de igualdad incide en la importancia del diagnóstico para que se identifiquen los defectos reales y no se reproduzcan estereotipos de género.


Asimismo se refuerza el carácter negociado que deben tener los planes de igualdad y se clarifica el procedimiento de negociación, particularmente en aquellas empresas que no tienen representantes legales.


La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha destacado que con ambos reglamentos se da un paso más, desde el diálogo, hacia la plena igualdad y hacia retribuciones más justas, aunque "conscientes de todo lo que queda por avanzar". 

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD