Salud

España quiere un etiquetado que no perjudique a los productos mediterráneos

lunes, 21 de septiembre de 2020

DietaMediterrneaFotodietamediterraneaeu



España quiere que el etiquetado de los alimentos sea común a todos los países de la Unión Europea (UE) y que no confunda sobre el contenido nutricional de los productos mediterráneos, en particular del aceite de oliva, dijo este lunes el ministro español de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas.


"Es muy importante que las reglas sean comunes y que no confundan sobre el contenido nutricional. La cuestión del aceite de oliva, también de otros productos pero particularmente del aceite de oliva, es clave", dijo el ministro en declaraciones a la prensa, antes de un Consejo de titulares europeos de Agricultura.


La idea de un nuevo etiquetado frontal obligatorio en los productos agroalimentarios, que incluiría también un código de colores para informar de los valores nutricionales, figura en la estrategia "De la granja a la mesa", presentada este año por la Comisión Europea para ayudar en la transición hacia una producción y un consumo más sostenibles en la UE.


La intención de Bruselas es presentar una propuesta a finales de 202 para un etiquetado obligatorio armonizado que permita a los consumidores optar con más facilidad por alimentos saludables.


Planas subrayó que cualquier nueva regulación debe ser "europea", común a los 27, ya que en caso contrario "es siempre objeto de polémica, se puede aplicar de unos frente a otros y eso no es bueno".


Indicó que España comparte "con el resto de países mediterráneos, con Francia, con Italia con Portugal" la idea de que es necesario "que se vean bien reflejados" no solo el aceite de oliva, "sino los productos mediterráneos y la dieta mediterránea".


El ministro reconoció que ahora "hay alguna dificultad en relación con alguno de estos modelos" y explicó que España plantea la necesidad de que se informe sobre "el contenido pero también sobre el origen de los productos".


En ese contexto dijo que desde que comenzó la pandemia de coronavirus existe "una atracción mucho más fuerte de los consumidores por los productos próximos, locales, regionales, nacionales" y opinó que ello es "perfectamente compatible con el mercado único".


Siete países de la Unión Europea (UE) -Italia, Grecia, Chipre, la República Checa, Hungría, Letonia y Rumanía- se oponen a la idea de que un etiquetado frontal obligatorio para los alimentos tradicionales como el aceite de oliva, y animan a otros a sumarse a ese rechazo.


Ese grupo ha incluido el asunto entre los "puntos varios" de la reunión de los ministros de Agricultura de la Unión Europea.


Aspiran a fijar unos "principios básicos y características" que creen que deberían guiar el desarrollo del futuro esquema.


Subrayan que los productos agroalimentarios forman parte de la "herencia cultural" y que si se armonizan las normas, she debería exceptuar a los productos con denominación de origen protegida, las especialidades tradicionales y ciertos alimentos como el aceite de oliva.


Esos países creen además que los códigos de colores, en referencia a los "semáforos" que utilizan en el etiquetado algunos países, "no han demostrado ser efectivos a la hora de ayudar a los consumidores a evaluar el valor y calidad real nutritiva de los alimentos". 

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD