España

Desmanteladas en Madrid, Murcia y Alicante tres fábricas ilegales de tabaco con capacidad para producir más de 18.000 cigarrillos por minuto

jueves, 15 de octubre de 2020

2020 10 14 op.tervel centinela 01


La Guardia Civil, Policía Nacional y Agencia Tributaria, han desmantelado tres fábricas ilegales de tabaco ubicadas en las provincias de Madrid, Murcia y Alicante que, en conjunto, contaban con una capacidad de producción de cerca de 18.000 cigarrillos por minuto. Con esta actuación son ya 23 las fábricas ilegales de cigarrillos desactivadas hasta la fecha en España.


En la que se ha denominado operación Tervel-Centinela, se ha procedido a la detención de 38 personas, con lo que se considera desarticulada la estructura en España de una organización altamente especializada y con una gran capacidad logística que, bajo la dirección de ciudadanos búlgaros, abastecía el mercado negro nacional e internacional con hasta 14 marcas distintas de tabaco falsificado.


De la misma manera se ha procedido a la aprehensión de 43.160 kilos de picadura de tabaco y 1.443.000 cajetillas, todo ello con una valoración estimada de más de nueve millones de euros, así como a la incautación de seis vehículos, una cabeza tractora, dos camiones-remolque y diversa maquinaria dispuesta para realizar el proceso completo de fabricación y empaquetado.


La labor previa de los investigadores, desarrollada durante meses, había puesto de manifiesto la existencia de una serie de instalaciones clandestinas vinculadas a una organización criminal integrada mayoritariamente por ciudadanos búlgaros y ucranianos, contando varios de ellos con antecedentes por hechos similares.


Se han detectado, además de las tres fábricas, varias “naves de seguridad” para el almacenaje de la mercancía y maquinaria hasta su traslado a las cadenas de producción. También se ha desmantelado una estructura estable de trasporte por carretera, tanto de las materias primas para el aprovisionamiento de las fábricas, como de las cajetillas de cigarrillos para su distribución en el mercado de contrabando, sirviéndose para ello de camiones de gran tonelaje.


Dado el elevado número de marcas de cigarrillos falsificadas, se sospecha que la organización fabricaba bajo demanda, produciendo tanto marcas de consumo en el mercado nacional, caso de `Fortuna`, ‘Wiston’, ‘L&M` o `Chesterfield`, como otras de consumo en mercados de otros países de la Unión Europea.


Desmantelamiento simultáneo en Madrid, Murcia y Alicante


La fase de explotación de la operación se realizó simultáneamente en los distintos centros de fabricación y almacenaje a finales del pasado mes de septiembre, cuando la organización se encontraba a punto de iniciar la producción en la tercera de sus fábricas, situada concretamente en Albatera (Alicante).


En esta nave industrial estaban dispuestas dos líneas de producción de cigarrillos, completamente instaladas para su entrada en funcionamiento inmediato, hasta el punto de que ya se encontraban los trabajadores en la fábrica, con todos los elementos necesarios para comenzar la producción ilícita de cigarrillos y toda la maquinaria instalada.


En esta nave se procedió a la detención de 11 personas, 5 de ellos de nacionalidad búlgara, 5 ucraniana y 1 rusa, interviniéndose la maquinaria y el cartonaje necesario para envasado de cigarrillos de distintas marcas, abundante material de empaquetado, así como 12.960 kilos de hoja de tabaco y picadura, además de varios vehículos.


Las otras dos fábricas desmanteladas se encontraban en pleno funcionamiento, ambas con doble línea de producción, una situada en la localidad de Blanca (Murcia), donde se detuvo a 14 personas (8 ciudadanos búlgaros y 6 ucranianos) y en la que se intervinieron 41.840 cajetillas de cigarrillos de distintas marcas, 1.800 kilos de hoja de tabaco picada, y diverso material de fabricación.


La restante actuación y más significativa en cuanto a capacidad de producción, se llevó a cabo en el municipio de Villanueva de Perales (Madrid), donde se procedió a la detención de otras 12 personas, también de nacionalidades búlgara y ucraniana, y en la que se llegaron a intervenir un total de 462.533 cajetillas de cigarrillos ya elaborados, 4.900 kilos de hoja de tabaco picada y el correspondiente material de fabricación. Entre estos detenidos destacan los cabecillas de la organización criminal en España, habiéndose decretado prisión provisional para sus 3 máximos responsables.



2020 10 14 op.tervel centinela 05



 “Naves de seguridad” y aparcamientos públicos de camión


Una característica de esta organización era su cautela y capacidad de reacción ante cualquier eventualidad desde el punto de vista logístico. Por un lado, contaban con diversas naves que los investigadores denominan ‘de seguridad’, dado que su papel era almacenar los materiales y la materia prima hasta el momento en que era necesario su traslado a la cadena de producción en las fábricas.


Durante la explotación de la operación se han registrado varias naves de estas características en las localidades de Illescas (Toledo) y Alcalá de Henares (Madrid). En Illescas se detuvo a la persona que controlaba una de las naves, de nacionalidad búlgara, interviniéndose abundante material de fabricación, 4.800 kilos de hoja de tabaco ‘strips’, cuatro vehículos y un camión remolque.  En la nave de Alcalá de Henares se procedió a la incautación de 439.290 cajetillas de diferentes marcas.


Pero, además de estas naves, la organización utilizaba también remolques-tráiler para el almacenamiento de cigarrillos y materiales, remolques que mantenían en aparcamientos públicos destinados al estacionamiento de camiones en general. En uno de estos aparcamientos, situado en la localidad de Móstoles (Madrid), se han intervenido 500.000 cajetillas y 18.700 kilos de hoja de tabaco picada que se encontraban ocultas en dos remolques.


Con el desmantelamiento de la estructura en España de esta organización y sus fábricas ilegales se evita un importante perjuicio económico a la Hacienda Pública y también la competencia desleal que la actividad ilícita ocasiona a los operadores legalmente establecidos, así como un perjuicio sanitario a los consumidores, dado el nulo control sanitario al que están sometidos los cigarrillos producidos ilegalmente.


Las investigaciones, iniciadas al amparo de la Fiscalía de Elche, se instruyen actualmente en los juzgados de Instrucción de Orihuela (Alicante), Cieza (Murcia), Navalcarnero (Madrid) e Illescas (Toledo), informaron fuentes de la Guardia Civil.


En la fase de investigación y posterior explotación operativa ha participado la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil y Unidades de la Comandancia de Murcia, la Subdirección de Operaciones de Vigilancia Aduanera (V.A.) y las áreas regionales de VA de Barcelona, Alicante, Murcia Toledo y Madrid de la Agencia Tributaria, así como la UDEV de la Policía Nacional.  

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD