Ganadería y Pesca

Una cooperativa ubicada en Lorca se dedicará a la conversión de purines en abono orgánico y ecológico

miércoles, 16 de diciembre de 2020

106623 20201215LuengoGanadoPorcino



La empresa de nueva creación Cooperativa de Ganaderos de Gestión Medioambiental de Purines de Lorca (Gesalor), dependiente de la Agrupación de Defensa Sanitaria de Ganado Porcino de Lorca (Adespolorca), se dedicará a la conversión de purines en abono orgánico y ecológico, mediante inyectado en la tierra de cultivo.


El consejero de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente, Antonio Luengo, visitó una finca agrícola con representantes de Gesalor, donde conoció el proyecto para la puesta en valor de los purines mediante inyectado en la tierra de cultivo, acompañado por el concejal de Agricultura y Ganadería del Ayuntamiento de Lorca, Antonio Navarro.


"Las deyecciones ganaderas se han considerado siempre un recurso de gran valor para la fertilización de la tierra, por aportar nutrientes a los cultivos, mejorando su textura e incrementado la capacidad del terreno a la retención de agua", explicó Luengo, "por lo que es fundamental valorar correctamente esos purines garantizando la protección ambiental".


Con ese objetivo, Adespolorca y Gesalor han conseguido integrar a 90 ganaderos de porcino con cerca de 200 explotaciones y un censo de más de 200.000 animales, para gestionar cerca de 1 millón de metros cúbicos/año que serán utilizados, en 5.500 hectáreas de uso agrícola, de forma agronómicamente correcta mediante cisternas equipadas con el software más avanzado para la medición y distribución monitorizada, permitiendo un control integral del sistema de gestión.


Además, y en consonancia con la utilización de las mejores técnicas en la aplicación de los purines sobre las parcelas agrícolas con el objetivo de mitigar las emisiones de amoniaco esta aplicación mediante tubos colgantes o inyección superficial, profunda o enterrados de forma inmediata, supondrá una importante disminución de las emisiones entre el 30-60 por ciento con respecto a la anteriormente utilizada mediante cañón o abanico, reafirmando el compromiso del sector con la protección medioambiental.


El consejero recordó que esta iniciativa "coincide con las actuaciones incluidas en el ecoesquema para la lucha contra la desertificación, contribuye a mantener la actividad agraria como elemento contra el cambio climático, actúa contra la reducción de la erosión mediante aportación de purines procesados por inyección en cultivos con o sin cobertura vegetal, minimiza emisiones de gases contaminantes y de efecto invernadero, o mantiene la biodiversidad".



Por su parte, el concejal de Agricultura y Ganadería del Ayuntamiento de Lorca, Antonio Navarro, explicó que “esta empresa que utilizará los grandes adelantos tecnológicos que se están produciendo en la gestión de purines precisamente para convertirlos en abono orgánico y ecológico”.

El edil de Agricultura y Ganadería detalló que “este sistema lo que va a permitir es convertir el vertido de purines en abono orgánico y ecológico de la mayor calidad, una conversión que se llevará a cabo gracias al exhaustivo control del nitrógeno que lleva el purín y de la propia cantidad de purín pues se depositará la cantidad exacta que necesita cada tipo de cultivo”.

Navarro indicó que “además, a través de un sistema que geolocalización, la trazabilidad del purín estará siempre controlada porque se sabrá con exactitud de qué granja sale, a qué parcela se lleva y qué cantidad se deposita”.

Finalmente, Navarro subrayó que desde el Ayuntamiento de Lorca "celebramos que se ponga en marcha una iniciativa de estas características pues uno de nuestros objetivos es acabar con la contaminación que produce el vertido de purines, así solventar las dificultades de conciliación de la actividad ganadera con la habitabilidad en las zonas donde sean depositados estos purines”.


PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD