Ayudas y Financiación

Unión de Uniones rechaza la estrategia 'De la granja a la mesa' por pérdida de competitividad del sector

viernes, 10 de septiembre de 2021


Rabanito campo cultivo (Foto Agromediterránea)


La organización agraria Unión de Uniones (UdU) ha rechazado que las instituciones de la Unión Europea (UE) avancen en la estrategia 'De la granja a la mesa', que eleva los requisitos ambientales para la agricultura, porque provocará una "pérdida de competitividad del sector".


El Parlamento Europeo (PE) fijará este jueves y este viernes su posición sobre el plan "De la granja a la mesa" de la Comisión Europea (CE).


Ante esta votación, Unión de Uniones ha señalado, en un comunicado, que "es insensato" que las instituciones comunitarias avancen sobre dicha estrategia porque "no existen estudios que aborden de forma integral los efectos de la misma y los pocos que hay indican que afectará de forma negativa al sector agrario europeo".


A juicio de la organización agraria los objetivos marcados por la CE son "arbitrarios" y no tienen base científica que digan que son alcanzables sin mermar la competitividad de los agricultores y ganaderos frente a su competencia de países terceros.


Entre dichos objetivos figuran: lograr que un 25 % de la superficie agraria sea ecológica en 2030, reducir en un 50 % plaguicidas o rebajar en un 50 % el uso de antibióticos.


Unión de Uniones ha cifrado en un 14 % la caída de las producciones de la UE que implicaría la propuesta de Bruselas, citando informes del Departamento de Agricultura de Estados Unidos y del Centro Común de Investigación de la CE acerca de la estrategia.


“Ante estos resultados, no entendemos cómo se pretende seguir adelante con la estrategia e instamos a los eurodiputados a que no se dejen llevar por el activismo desinformado y atiendan a los informes que alertan del peligro para la soberanía alimentaria europea”, según UdU.


Además, ha añadido que mientras se plantea grandes exigencias a la agricultura comunitaria, la UE negocia y pacta acuerdos comerciales como el de Mercosur, "que permitirían el incremento de importaciones agrarias de terceros países que ni de lejos alcanzan las exigencias actuales que sí se requiere a la producción comunitaria, ni en el plano medioambiental, de bienestar animal, ni siquiera de derechos humanos muy frecuentemente".


"El Parlamento Europeo debe mandar un mensaje contundente pidiendo una revisión integral de la estrategia y un estudio de impacto exhaustivo y total de la misma, como ya hizo el Consejo de Ministros de Agricultura de la UE", según el comunicado. 

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

ESTUDIO

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD