Organizaciones agrarias y de productores

UPA-Murcia se muestra “preocupada y decepcionada” ante el “ensañamiento” con el sector agrario en la futura Ley Integral del Mar Menor

lunes, 16 de diciembre de 2019

UPA DECRETO LEY MAR MENOR (FOTO AGRODIARIO)


La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de la Región de Murcia (UPA-Murcia) ha mostrado su “profunda preocupación y decepción” por las consecuencias que en el sector agrario, especialmente las explotaciones familiares, puede acarrear la puesta en marcha del Decreto-Ley para la protección integral del Mar Menor anunciada por la Consejería de Agua y Agricultura de la Región de Murcia. “Los agricultores, cabezas de turco de la crisis medioambiental del Mar Menor, mostramos nuestro desasosiego a las puertas del ensañamiento en la futura ley integral” señalaron.


Por su parte, el secretario general de UPA-Murcia, Marcos Alarcón, dijo que “el gobierno regional parece querer sacudirse la presión subiendose a la ola cómoda de las agresiones al sector agrario” y ha añadido que para ellos “lo que el sector agrario debía de hacer para proteger la laguna ya estaba incluido en la Ley de Medidas Urgentes del Mar Menor”.


Del mismo modo, UPA-Murcia mostró su descontento ya que “no parece que el gobierno regional vaya a invertir un solo euro de inversión pública para paliar la situación del Mar Menor”. Igualmente, aseguraron que en esta ley “no se preveen indemnizaciones por las nuevas prohibiciones y derechos que ocasionaria la futura Ley Integral”.


Asimismo, el secretario señaló que dicha ley se encuentra “lejos de regular con rigor las actividades excluidas” en la actual Ley de Medidas Urgentes y “profundiza en las prohibiciones, exigencias y limitaciones al sector agrario pasando de puntillas por el resto de actividades con impacto mediaombiental en el Mar Menor”.


Desde UPA señalaron que la información aportada sobre la futura ley se ha realizado “de forma verbal y deficiente” y añadieron que “mientras que se nos trasladan medidas y prohibiciones drásticas para la agricultura, para otras actividades existirán moratorias”. Y es que, según denuncian, la interlocución mantenida con el sector agrario “ha sido mínima y deficiente sin presentar un texto del borrador para poder valorarlo”.


Alarcón también recordó que la implementación de la Ley de Medidas Urgentes “ya suponia un esfuerzo enorme para el sector agrario” y añadió como “el propio propio gobierno de la región aseguró haberse excedido con el sector agrario refiriendose a las enmiendas propuestas, algo que ha vuelto a llevar a cabo el mismo gobierno con un decreto ley donde parece que el foco y ensañamiento se sitúa en el mismo foco que ya se encontraba regulado”.


Sobre el anuncio en medios digitales de la aplicación del decreto para la prohibición de fertilizantes a menos de 500 metros del Mar Menor, el secretario afirmó que “imposibilita el desarrollo de la agricultura, ya que cualquier producción de secano o regadio necesita unos mínimos aportes para cualquier actividad agraria entendida como una actividad económica”.


Por último, Alarcón quiso hacer referencia a que en dicha ley “no se prevén un condiciones distintas en función del tamaño de las explotaciones y los pequeños y medianos agricultores y ganaderos serán los primeros en caer en un proceso de transición injusto”. UPA reiteró su compromiso para “colaborar y apoyar” la puesta en marcha de medidas y la ejecución de infraestructuras que “permitan minimizar el impacto medioambiental del sector agrario sobre el Mar Menor”.


PUBLICIDAD

MÁS NOTICIAS

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Publicidad