EN NOMBRE PROPIO

Martínez (CRCC): "Con la aprobación de los 16,2 hm3 se están vulnerando los derechos de los regantes del Levante y acusando al regadío del Campo de Cartagena"

viernes, 31 de enero de 2020

PRESIDENTE REGANTES CARTAGENA (FOTO AGRODIARIO)


¿Qué importancia tiene el trasvase Tajo-Segura para el campo de Cartagena?


El trasvase para el campo de Cartagena es crucial y vital para nosotros porque la dotación que tenemos es de 122 hm3 procedentes del trasvase. Del resto de dotaciones contamos con los recursos hídricos provenientes de la cuenca del Segura con 4,2 hm3, EDARS es 11,7 hm3 y la desaladora del Mojón de 2,2 hm3, en total unos 16 hm3.


El consejero de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente, de Murcia anunció el pasado viernes que el Gobierno regional interpondrá un recurso contencioso-administrativo ante el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico tras conocerse la decisión de éste de trasvasar 16’2 hectómetros cúbicos a través del acueducto Tajo-Segura para el mes de enero. ¿Cómo afectará esto al regadío de Cartagena? 


En su momento, el secretario de Estado nos transmitió, ante el trasvase 0 para regadío del mes de noviembre de 2018, que pretendían objetivar el nivel 3 estableciendo una fórmula de prudencia para ir modulando dicho nivel, de modo que pudiese evitarse en la medida de lo posible entrar en el nivel 4, lo que supondría el trasvase 0 tanto para abastecimiento como regadío. Lo que llama la atención es que después, de manera sistemática, esa fórmula que es la que aplica el Cedex y la Comisión Central de Explotación recomendando los 20 hm3, luego el Ministerio para la Transición Ecológica haga un recorte que consideramos un recorte político, y no técnico. Y es que nosotros hemos mantenido siempre que la explotación del acueducto debe de regirse por criterios técnicos y, por ello, nos preocupa.


¿Qué medidas piensa llevar a cabo? 


Nosotros estamos estudiando las medidas legales que pensamos que, al final, son las medidas eficientes. El organizar algún tipo de manifestación hay que analizarlo mucho, incluidos los tiempos y la efectividad. No obstante, si consideramos que se continúan vulnerando nuestros derechos nos quedará el derecho a salir a la calle pero con independencia de eso preferimos agotar las vías legales para tratar de llevar todo esto a buen puerto.


¿Cree que se están vulnerando los derechos de los regantes del Levante? 


Efectivamente, con la aprobación de 16,2 hm3 se están vulnerando los derechos de los regantes del Levante. No entendemos cuales son las razones políticas por las que se ha tomado esta decisión, dado que se está perjudicando a estos profesionales. Además, no debemos olvidar que una de las cosas que se alega para dicha reducción es la contaminación difusa al Mar Menor, lo cual tiene dos lecturas. La primera es que el resto de comunidades de regantes del trasvase no son cuencas vertientes de la laguna y, por otro lado, es que directamente es que el ministerio está acusando al regadío del Campo de Cartagena. Un regadío que en cuanto a distribución es de las más modernas y eficientes, además de que en técnicas de riego localizado hemos sido ejemplo de eficiencia para el resto del mundo.


Hablemos del Mar Menor. Recientemente el Cedex ha publicado un informe en el que se apunta la declaración del mal estado químico de la Masa de Agua Subterránea del Acuífero Cuaternario del Campo de Cartagena, que previsiblemente formalizará la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) durante el próximo mes de febrero. ¿Qué opinan de esta medida?


Este hecho no es algo nuevo. Si echamos la vista atrás a los años 70, durante la llegada del trasvase, ya tenía una concentración de nitratos muy elevada incluso por encima de los parámetros recomendados. En este sentido, y así lo he hablado con el presidente de la CHS, nosotros con los últimos sondeos que se autorizaron para controlar el acuífero observamos que hay una leve tendencia a la baja en cuanto a dicha concentración. Por ello, lo que si resulta claro es que habrá que adoptar medidas de contención e implementar las buenas prácticas agrarias. Asimismo, creo que es importante resaltar que durante los últimos 8-10 años no se han incrementado los nutrientes, lo cual quiere decir que, en la actualidad, el Código de Buenas Prácticas Agrarias estaba siendo efectivo y con la reciente aprobación del Decreto Ley del Mar Menor hay que darle un tiempo para ver como esto evoluciona. No obstante, lo que considero importantísimo es monitorizar el sistema de riego, algo que ya están haciendo muchos regantes con sondas para controlar el agua y la fertilización de la planta, a la hora y momento adecuado, y que no llegue al acuífero. Y es que no nos interesa no aprovechar o desperdiciar un agua que no tenemos dado que no tenemos concesiones de 10.000 m3 por hectárea al año, por ejemplo, siendo en el mejor de los casos unos 3.500 m3 anuales. También queremos la puesta en marcha de 350-400 sondas distribuidas en todas las zonas regables y que puedan monitorizarse y prestar un asesoramiento al regante directamente, proporcionando una formación para formar al agricultor. Nos han colgado el San Benito de culpables, pero nosotros no solo tenemos que hacerlo bien, sino ser capaces de demostrarlo con informes objetivos.


Desde la Comunidad de Regantes del Campo de Cartagena presentaron a la Consejería de Agricultura de Murcia un documento, avalado por la Universidad Politécnica de Cartagena, en el que defienden la compatibilidad de la agricultura con la laguna. ¿Consideran que el decreto ley aprobado por la Administración regional recoge los puntos claves de este documento? ¿Cómo influye este decreto es los regantes cartageneros?


Dicho decreto recoge únicamente algunos puntos clave que nosotros consideramos importantes. Por ejemplo, en relación a la implantación de los setos en desniveles inferiores al 2 por ciento el informe de la UPCT considera que resulta contraproducente esta actividad. No obstante, en cualquier caso, hay una cosa que no sé cómo decirla y es que existen algunos aspectos que, en mi opinión, no me gustan y que consideramos que no van a dar un resultado muy evidente, pero, por el contrario, si van a crear unas expectativas en la sociedad que luego puede que no se vayan a cumplir y, por tanto, a los agricultores nos van a seguir demonizando. Además, creo que en dicho decreto se está empezando la casa por el tejado y es que el regadío del campo de Cartagena se tiene que adaptar y tiene que ser totalmente compatible con el medio en el que nos desenvolvemos, tanto con el acuífero que tenemos debajo como con el Mar Menor. Hay que recordar que existen una serie de actuaciones que venimos demandando casi 20 años y que no se han ejecutado, pese a tener que considerarse de interés general, como el proyecto de cuantificación de la descarga y que según el último informe de Tragsatec, y al cual no hemos tenido acceso todavía, es entre 5-3 hm3 cuando se hablaba de 60 hm3. Estos trámites conllevan un periodo de tiempo del que no disponemos dada la situación del Mar Menor.


Cultivos regadio (foto agrodiario)


¿Considera que existe cierta persecución contra los agricultores del Campo de Cartagena respecto a la situación del Mar Menor?


En efecto, creemos que existe una persecución contra los agricultores. No estamos de acuerdo en que se demonice la producción de alimentos dado que, con todos mis respetos, la agricultura no es una profesión cualquiera. En mi opinión, ese 85% de responsabilidad que se ha publicado, el cual desconozco sobre qué estudio científico contrastado se ha basado, no lo he visto en ningún sitio. Si bien es cierto que existe una descarga con nutrientes, pero no sé si dicha contribución esta tan grande, aunque trataremos de estudiarlo y si es de esta manera lo pondremos en valor.  


En su opinión, ¿el Ministerio para la Transición Ecológica está haciendo una gestión correcta de sus funciones?


Creo que el ministerio se encuentra desarrollando una buena gestión, pero, en mi opinión, está haciéndola tarde y no proporcionada. Y es que yo no voy a culpar a otro sector, pero si creo que se están cargando las tintas, quizás por taparse las administraciones cosas que les hemos ido solicitando diferentes actuaciones durante años y que no han cumplido como la presa de Camarillas, optando por una postura defensiva. En este caso, quizás no se hubiese evitado el problema, pero seguramente si una parte importante con acciones como el aislamiento de la masa del Acuífero del Cuaternario con respecto al Mar Menor. Por otro lado, sobre el tema de las escorrentías hemos visto que las administraciones locales, autonómicas o estatales algo no han hecho bien y que es necesario canalizar las ramblas, establecer sistemas de retención y lógicamente no puede ser que las poblaciones no tengan protección o tanques de tormentas adecuados.


Hace unos meses el Ministerio para la Transición Ecológica anunció su pretensión de estudiar la posible elevación de los caudales ambientales del río Tajo, en función del nuevo Plan del Tajo. ¿Teme que en el futuro sea casi imposible mandar caudales desde la cabecera del Tajo por la inclusión de nuevos condicionantes a los que atender prioritariamente antes que el regadío?


Imposible del todo, de hecho, en un primer análisis que hemos hecho esto nos puede afectar aproximadamente a una reducción de los volúmenes medios trasvasables de unos 80 hm3 al año. Nosotros pensamos que esto, vuelvo a repetir, son decisiones políticas y escuchando recientemente una entrevista al secretario de Estado considero que dice la verdad a medias. Y es que, la sentencia del tribunal señala hay que establecer en el Tajo y Ebro caudales ecológicos, antes tenían la denominación de caudales mínimos, y no se cuantifica cuanto tiene que ser ese volumen. En dicho establecimiento, según los informes que encargamos desde el SCRATS, se pone de manifiesto que 3 m3 por segundo es un caudal suficiente. Por otro lado, el establecimiento de los 8,4 m3 que se establecen en diferentes puntos, según el Plan del Tajo, son tramos con un buen estado ecológico y no entendemos que sea necesario subirlo. Además, considero que un caudal ecológico no puede ser superior al régimen natural del río en diferentes épocas del año dado que la aportación en algunos momentos al embalse de cabecera es de 3-4 m3 por segundo y, sin embargo, unos kilómetros abajo los caudales doblan el régimen natural del río.


¿Cree que es posible en el futuro un Pacto Nacional del Agua?


Debería de ser posible no en un futuro, sino siempre. Estamos en un mundo globalizado y considero que el modo de luchar contra el cambio climático es acometiendo infraestructuras nuevas donde hasta ahora no se han acometido. Y es que somos el doble de ciudadanos y el uso del agua ha cambiado, por lo que es necesario construir embalses de retención y laminación de avenidas para el caso de lluvias torrenciales. También hay que tener en cuenta los espacios de sequia más largos o prolongados para todos los usos, no sólo para el regadío del levante español sino también, por ejemplo, en Galicia para épocas de poca lluvia.


Para la Comunidad de Regantes a la que usted representa es fundamental la legalización de pozos y plantas desalobradoras, ¿que supondría esto para el sector agrícola?


El desalar agua es más económico porque es un agua que tiene cuatro veces menos salinidad que el agua del mar. Hace poco leí una noticia en la que se informaba del cierre de 200 pozos ilegales, esta información no tiene ni pies ni cabeza y supone una aberración.  Por otra parte, si tenemos un acuífero que está vertiendo en el Mar Menor lo que hay que hacer es interceptarla y cerrar el circulo del agua tratando correctamente su rechazo. Lógicamente esto se puede conseguir con unos drenajes de intercepción, con unos sondeos paralelos a la línea de costa o mediante el uso de la estación a lo largo de la superficie de la cuenca de los sondeos existentes.


Por último, ¿tiene la sensación de que por parte de la Administración no se ha hecho nada más que cerrar las desalobradoras alegales respecto a este tema pasando por alto actuaciones en otros ámbitos, como la situación del saneamiento y de las EDAR de las poblaciones ribereñas?


Sí. De hecho, si se lee el Decreto Ley del Mar Menor existe un punto que me llama la atención y es que, por ejemplo, a los agricultores nos imponen unos plazos muy cortos y un régimen sancionador. En cambio, para aquellas actuaciones que dependen de la administración creo que, casi textual, ya que dependen de la disponibilidad de las partidas presupuestarias no existe un plazo establecido.


EN NOMBRE PROPIO


Un libro o película... Don Quijote de la Mancha

Color....Azul

Animal... Perro

Afición...Cualquier tipo de deporte

Deseo... Ser capaces de alimentar una sociedad igualitaria

Día de la semana...Lunes

Estación... Primavera-Verano

Comida... Paella murciana o la tortilla de patatas de mi madre

Destino...Cualquiera del sureste español

Refrán... ‘Agua pasada no mueve molino’, al que yo le añado: pero sí enseña el camino

PUBLICIDAD

MÁS NOTICIAS

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Espacio cedido por Agrodiario