Sureste

Cae una red de estafadores de cítricos que explotaba a temporeros sin papeles

jueves, 5 de noviembre de 2020

LimonerosFotoGeneralitatValenciana 4



La Guardia Civil ha desarticulado una trama que habría estafado más de 45.000 euros en la compraventa de 115.600 kilos de cítricos y explotado laboralmente a temporeros sin permiso de trabajo ni de residencia en España, en una operación desarrollada en Almoradí (Alicante) y Blanca (Murcia).


En este operativo han sido detenidos tres hombres como presuntos autores de un delito continuado de estafa, así como de apropiación indebida, contra los derechos de los trabajadores y contra los derechos de los ciudadanos extranjeros.


El instituto armado ha informado este jueves en un comunicado de esta intervención, iniciada en junio pasado a raíz de una serie de denuncias cuyas víctimas, principalmente de la comarca alicantina de la Vega Baja, afirmaban haber sido estafadas con la compraventa de naranjas y limones.


Los investigadores averiguaron que los presuntos autores de este entramado contactaban con los perjudicados, fingiendo trabajar para una solvente empresa del mercado.


Acto seguido, uno de los sospechosos, que se hacía pasar por el administrador de esa supuesta mercantil, se personaba en las fincas agrícolas o domicilios de los perjudicados donde firmaba los contratos.


Los estafadores procedían entonces a emitir pagarés que no tenían fondos a la fecha de su vencimiento, momento en que desaparecían o utilizaban la excusa de haber cerrado la empresa.


De forma paralela, los agentes supieron que los sospechosos, mediante engaño o abuso de situación de necesidad, contrataban de palabra a trabajadores del campo que carecían tanto de permiso laboral como de residencia en España, para imponerles unas condiciones de trabajo perjudiciales y restrictivas de sus derechos.


A esto se suma el delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, dado que los investigados, además, ayudaron intencionadamente y con claro ánimo de lucro a los temporeros extranjeros a transitar y permanecer en el país, contraviniendo la legislación vigente en España.


Los guardias civiles localizaron a más de cincuenta temporeros perjudicados por la red y capturaron a los tres sospechosos: un marroquí de 46 años asentado en Almoradí y dos españoles, de 37 y 45, vecinos de la localidad murciana de Blanca.


Los tres arrestados han quedado en libertad con cargos, a la espera de juicio, tras pasar a disposición de la autoridad judicial de Orihuela (Alicante). 

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD