Ganadería y Pesca

Corderos sin cotizar y vacuno con precios en caída, carnes más afectadas por el Covid-19

lunes, 30 de marzo de 2020

Lonja ganadera (Foto Mercamurcia)



Las lonjas agropecuarias ya reflejan esta semana las consecuencias de la incertidumbre y la preocupación por el comercio debido al coronavirus, como el cierre del canal Horeca, con los corderos (han suspendido la cotización) o el vacuno, que desciende su precio, como cárnicos más afectados.


No son los únicos sectores, porque otros productos muy vinculados a la restauración, como el lechón, también acusan caídas de entre -4,5 y -6 euros por unidad en esta última semana.


En el caso del vacuno, la lonja de Binéfar registra bajadas de 4-5 céntimos en todas las categorías en estas dos semanas, mientras que el ovino, especialmente los corderos, han dejado de cotizar en bastantes plazas.


Fuentes sectoriales consultadas por Efeagro han explicado que en el caso de los corderos se suspende la cotización por los problemas derivados del cierre de los restaurantes, que está afectando a esta producción.


Y al no haber precios de referencia que guíen la compra-venta serán los operadores los que tendrán que acordarlos.


Respecto a la situación del vacuno, las mismas fuentes han señalado varios motivos para entender la depreciación de sus carnes: cierre de la restauración, ajustes tras la compra compulsiva de la primera semana del estado de alarma o la paralización de la salida de canales a Argelia.


El porcino más afectado, por el momento, es el cochinillo -por esa vinculación casi exclusiva con el Horeca-, aunque en el caso del cerdo blanco también hay ligeras caídas que se repiten en algunas categorías del ibérico en Extremadura, por la preocupación de la evolución del comercio y el consumo ante esta situación excepcional.


Por el momento, la carne avícola, especialmente la de pollo, mantiene sus cotizaciones, ya que es un producto de consumo más transversal (de hogares y restaurantes) y cuyo precio e imagen sobre nutrición y salud le hace más resistente a estos contratiempos.


Los huevos, curiosamente, han suspendido cotizaciones en estos días porque, según fuentes de este sector, hay desacuerdo entre operadores.


BAJADA DE PRECIOS


La falta de salida al mercado conlleva otros problemas, como el exceso de animales --principalmente cordero y cabrito-- a los que hay que alimentar, generando gastos extras con los que los ganaderos no contaban.

Además, desde Asaja Cuenca han advertido de que la situación propicia que industriales aprovechen para provocar una bajada en los precios, que luego no se repercute en el precio que paga el consumidor en el supermercado.

"Esta práctica podría estar incumpliendo la Ley de la Cadena Alimentaria y va a ser denunciada por nuestra organización ante la Comisión Nacional de la Competencia", ha avanzado Asaja Cuenca.

Y ha advertido a las empresas que este tipo de prácticas pueden ser objeto de "sanciones", al tiempo que ha reclamado a los eslabones de la cadena alimentaria que se actúe sin perjudicar a los intereses de ganaderos y consumidores 



PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD