Ciencia

Consumir brócoli neutraliza los radicales libres de la radiación UV

domingo, 30 de agosto de 2020

89498 201801228Brócoli



El brócoli contiene propiedades naturales que contribuyen a que el bronceado del verano se mantenga durante más tiempo y, a la vez, actúa como protección contra los radicales libres de la radiación ultravioleta (UV), según un estudio del equipo del Laboratorio de Fitoquímica del Departamento de Ciencia y Tecnología de Alimentos del Cebas-CISC.


En esta línea, el investigador Diego A. Moreno, sostiene que “los compuestos bioactivos del brócoli, como el sulforafano, contribuyen a proteger la piel frente al daño por radiación solar”.


Además de nutrientes y vitaminas, la verdura presenta otras propiedades complementarias, como “carotenoides (beta-caroteno, luteína) y tocoferoles, que actúan como antioxidantes que neutralizan los radicales libres como los que origina el daño por la radiación UV”.


Los compuestos indicados son “pigmentos naturales propios de las frutas y hortalizas con capacidad antioxidante”. Por su parte, según el investigador, “el beta-caroteno es de los más importantes porque es el precursor de la vitamina A”.


Precisamente, gracias a la inclusión de estos nutrientes y su transformación en vitamina A en la dieta, “podemos mantener la piel en buena forma, tanto en color como en apariencia, por su actividad antioxidante y porque colaboran con los sistemas de defensa celular frente a la radiación UV”, señala Diego A. Moreno.


Como elemento adicional al consumo del brócoli durante las dietas del consumidor en esta época del año, el experto añade otras ventajas adicionales: “Esta verdura no solo es beneficiosa para la piel, también para la salud de los pulmones y la de los ojos, que durante el verano también reciben más radiación solar”.


Para aprovechar mejor todas las propiedades del brócoli como las señaladas, desde la asociación +Brócoli recomiendan consumirlo en fresco (ensaladas), cocinado con pocos minutos de elaboración o a temperaturas que no sean altas (al vapor o salteado).


“Las elaboraciones más tradicionales –explica el investigador del CEBAS-CSIC- (hirviéndolo durante mucho tiempo, por ejemplo) son menos recomendables, porque degradan más los fitoquímicos del brócoli (y de otras hortalizas) y aunque parte de esos compuestos pasan al agua del cocinado, luego no se aprovechan en la elaboración del plato y se desperdician”.


“Al igual que con otras frutas y hortalizas, el alimento fresco o mínimamente procesado garantiza una mayor densidad de nutrientes y compuestos beneficiosos por unidad de peso”, matiza Diego A. Moreno.


La asociación sin ánimo de lucro +Brócoli tiene como objetivo el incremento del consumo de brócoli y de la concienciación con respecto a sus efectos beneficiosos para la salud. Reúne a agricultores, comercializadores, investigadores, nutricionistas, restauradores y a todas aquellas entidades afines y personas interesadas en difundir las bondades de esta crucífera investigada por el Cebas-CSIC. 

PUBLICIDAD

MÁS NOTICIAS

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Publicidad