Plagas
La presencia en el Campo del Cajitán se debe a maquinas recolectoras de almendras venidas de otras zonas con la plaga dentro

La presencia de la 'avispilla del almendro' se extiende a Mula y Calasparra y son ya 5 los municipios afectados

martes, 16 de febrero de 2021

Avispilla del almendro (Foto CARM)



La presencia de 'avispilla del almendro', considerada una de las más peligrosas para este árbol en el sureste de Europa, se ha extendido a Mula y Calasparra, por lo que la plaga avanza en la Región de Murcia afectando ya a 5 municipios.


Desde el Servicio de Sanidad Vegetal de la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente explicaron que, en las inspecciones realizadas la semana pasada en la zona de cultivo de almendro del Campo del Cajitán, se pudo comprobar la existencia de varias parcelas con almendras afectadas por esta plaga. 


En concreto, las parcelas afectadas pertenecen a los términos municipales de Mula y Calasparra. Al parecer, la presencia de esta plaga en el Campo del Cajitán se ha debido a las maquinas recolectoras de almendras, al venir de otras zonas de cultivo con almendras con la plaga en su interior. 


De esta forma, Sanidad Vegetal confirma que la 'avispilla del almendro' se encuentra presente, a día de hoy, en los municipios de Jumilla y Yecla (año 2018), así como en los municipios de Blanca, Mula y Calasparra (año 2021).


Este departamento recuerda a los agricultores de estas zonas que las almendras afectadas por la 'avispilla' quedan en los árboles, ya que en el momento de la recolección no se produce su caída. Estas almendras presentan en su interior una larva de color blanquecino, la cual pasará todo el invierno en su interior, produciéndose la salida de nuevos adultos hacia mediados o finales de marzo. 


En las plantaciones de cultivo de almendro, donde después de la recolección se hayan quedado las almendras en el árbol, se aconseja abrir estas almendras para comprobar la presencia o no de la larva en su interior. 


Para disminuir el riesgo de ataque y evitar su propagación de cara a la campaña siguiente, Sanidad Vegetal apunta una serie de medidas, entre las cuales destacan la retirada de las almendras afectadas de los árboles de forma manual, evitando su caída al suelo, así como la destrucción inmediata de las almendras afectadas, que en ningún caso deben ser almacenadas, ni tampoco guardar las almendras afectadas como combustible para las estufas, ni para alimento del ganado u otros usos. 


Estudios realizados por el Equipo de Protección de Cultivos del Imida, en colaboración con el Servicio de Sanidad Vegetal, han demostrado la efectividad de las medidas de prevención impuestas por la Consejería de Agricultura, consistentes en la eliminación de los frutos ‘aborregados’ y la aplicación de los debidos tratamientos durante la época de apareamientos y puestas. 


ACTUACIÓN COORDINADA Y ENÉRGICA


A primeros de este mes de febrero la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos-Iniciativa Rural (COAG-IR) alertó del riesgo de una expansión descontrolada de la 'avispilla del almendro', capaz de mermar hasta un 90% de las cosechas de este fruto seco, si no se articulaba una "actuación coordinada y enérgica" por parte de los agricultores y de la Administración regional.


Sobre este aspecto, COAG-IR en la Región de Murcia apuntó que "no podemos dejar solos a los agricultores ante los riesgos de plagas, porque nosotros somos las víctimas primeras y más directas, pero también afectan gravemente a la fauna y la flora de nuestros ecosistemas locales”. 




Noticias relacionadas
El 90% de la producción de almendra está en riesgo por una posible expansión "descontrolada" de la 'avispilla'

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD