BRANDED CONTENT

5 acciones que no debes permitir en tu corral

viernes, 12 de febrero de 2021

Chicken 4954269 1280


Un corral debe ser un espacio en el que las gallinas puedan vivir cómodamente y poner huevos de calidad. A la hora de elegirlo debemos tener en cuenta que estos son los dos factores más importantes. 


El bienestar del animal, para lo que es indispensable que tengan acceso a agua fresca en todo momento, una dieta adecuada y espacio para estar cómodas y realizar acciones típicas de su especie como escarbar en el suelo, correr, realizar vuelos cortos… y por otro lado si queremos que las gallinas pongan huevos de calidad superior debemos asegurarnos de que además de los alimentos que les proporcionamos puedan encontrar pequeños invertebrados como lombrices, gusanos, escarabajos, polillas, caracoles, etc.


Lo ideal sería tener dos corrales para ir alternando, pero lo esencial es que tengamos claros varios aspectos y comportamientos que no debemos permitir en nuestro corral, porque sólo dificultan la convivencia de las gallinas, su comodidad y la calidad de los huevos. A continuación, os explicamos 5 acciones que no debes permitir en tu corral.


1. Picaje gallinas

Es un problema habitual en la cría de aves, que se pican y arrancan plumas unas a otras. Las plumas del ave juegan un papel muy importante tanto en el bienestar de las gallinas como en su eficiencia productiva, ya que sirven como regulador térmico y protegen de enfermedades. Este último punto es el más importante, ya que el picaje tiene un alto efecto en la mortalidad. Esto depende también de la intensidad, ya que el picaje no agresivo dista mucho del agresivo. Es muy importante aprender cómo evitar el picaje en las gallinas.


2. Congelación del corral

Con la llegada del invierno y del frío, muchas zonas se congelan y las temperaturas extremas (tanto frío como calor) son muy perjudiciales para las gallinas. El frío provoca muchas enfermedades y afecta sobre todo a su cresta y barbilla. Para evitarla debemos reducir la humedad del gallinero, remover las camas constantemente, instalar aseladeros y lámparas de infrarrojos que se activen cuando la temperatura descienda demasiado.


3.  Las gallinas se comen los huevos

Esto puede ser por tres factores principales: falta de nutrición, espacio o costumbre. Por ello es importante que las gallinas tengan una dieta rica en proteínas y calcio, además de recoger los huevos a diario para evitar que las gallinas los pisen, porque una vez rotos se los comerán seguro. Cuando los han probado a veces ya lo hacen por hábito. También es importante mantenerlas entretenidas para que no lo hagan por aburrimiento.


4.  Enfermedades

Las enfermedades en las aves de corral son algo muy común, por eso es importante saber identificar cuando una gallina está enferma para intentar solucionarlo y sobre todo para apartarla de las demás y evitar que las contagie. Muchas de estas enfermedades se pueden prevenir vacunando a los pollitos cuando nacen y separando a las gallinas nuevas antes de meterlas en el corral con todas.


5.  Parásitos

Estos junto a las enfermedades de la piel pueden suponer la pérdida de plumas. Para evitarlos lo mejor es mantener una buena higiene en el corral: cambiar las camas regularmente (cada semana por lo menos), asegúrate de que siempre tengan agua limpia, limita el número de gallinas de acuerdo al espacio que tengas…


Evitando estas malas costumbres y comportamientos en tu corral (además de asegurando que el corral tenga las cualidades necesarias para que tus gallinas vivan cómodas y seguras) conseguirás que tus gallinas estén siempre sanas y felices y por consiguiente que pongan huevos de calidad superior de forma constante.

 

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD